¡SUELTA EL PASADO PARA RECIBIR LA ENERGÍA DE LA ABUNDANCIA!

¡SUELTA EL PASADO PARA RECIBIR LA ENERGÍA DE LA ABUNDANCIA!

 

Abundancia y Dinero

Lo primero que diremos es que tener abundancia no es necesariamente tener dinero. La energía de una y de otro son similares pero la abundancia es un concepto que va más allá del hecho de tener o no tener dinero. La abundancia supone contar con todo aquello que necesitamos para sobrevivir, es la respuesta del universo ante nuestro agradecimiento a la vida tal y como es. La abundancia no tiene que ver con lo que deseamos tener o creemos necesitar, la abundancia es plena cuando cubre nuestras necesidades profundas y esenciales.

 

Abundancia y vientre materno

Para entender la cualidad de la abundancia cabe decir que el periodo de nuestra vida en el que más abundancia recibimos es aquel que vivimos en el vientre de nuestra madre. Durante la etapa fetal recibimos todo lo que necesitamos para seguir creciendo y desarrollándonos hasta nuestro nacimiento. Durante esos meses lo tenemos todo, sino fuera así no estaríamos vivos. Da igual si durante la gestación los padres están juntos o separados, si están presentes o ausentes, si se sienten bien o mal, no se trata de si la unión de ambos fue de uno u otro modo y tampoco de cómo actúan. La abundancia se da siempre, al margen de las circunstancias que rodearon el proceso. Lo importante es que si estamos vivos es gracias a que hemos recibido todo lo que necesitábamos en aquel momento. Seguramente que nuestros padres vivieron momentos de soledad, tristeza, incertidumbre o cualquier otro conflicto propio de la vida, pero la abundancia se abre paso profundamente a través de la fusión de la energía masculina y femenina en desarrollo, reproduciéndose, creciendo y multiplicándose. Esa energía no entiende de hechos, es pura energía en movimiento.

 

Fidelidades inconscientes

Es, por otro lado, en esta etapa fetal donde se establece lo que llamamos “fidelidades inconscientes”. Por ejemplo, en el caso de la existencia de un aborto previo, es en este momento en el que decimos “yo como tú” y nos quedamos identificados con él a nivel profundo, sintiendo la muerte y encontrándonos como muertos en vida. No obstante, desde nuestro adulto podemos liberarnos –tal y como comentamos en artículos anteriores- podemos establecer una nueva mirada a aquellos conflictos que se repiten en nuestra vida. A través de un cambio de actitud podemos liberarnos dando una solución distinta a los mismos conflictos con otras herramientas. Con una actitud adulta podemos decidir soltar desde el agradecimiento todo aquello que no nos pertenece, todo lo que surja del pasado; el dolor, la frustración, la soledad o la tristeza. Agradecer que todo fue como tenía que ser y que ese pasado nos convierte en las personas que somos hoy. Ahora en mi presente puedo decidir “SER YO”.

Amor incondicional

La conexión con el amor incondicional es lo que nos permite aceptar la vida tal como es; aceptar las dificultades y los problemas que nos van preparando para una nueva apertura hacia algo nuevo que desconocemos. Con el paso del tiempo podremos reconocer ese “algo nuevo” como una energía que llamamos “algo más grande” y que nos guía hacia más amor, hacia más crecimiento. Soltar aquello que creemos bueno o malo nos permitirá transformar el dolor en amor tan solo con nuestra mirada de aceptación. La energía de la abundancia nos demuestra que si somos capaces de realizar esta transformación ella se volcará hacia nosotros con más abundancia.

Víctimas y Perpetradores

Si somos capaces de poder ver el dolor que albergan en su interior las personas difíciles de nuestra vida, aquellas personas que nos hacen daño o que lo hicieron en el pasado; si somos capaces de sentir su dolor algo se libera y se sana para ambos. Desde las Nuevas Constelaciones Familiares decimos que alguien que hace daño es un “perpetrador” pero antes fue una “víctima”, nos encontramos, por tanto, con las dos caras de una misma moneda; ese que antes fue víctima se transforma ahora en un perseguidor y busca la venganza haciendo daño, tal y como se lo hicieron en el pasado. Es importante soltar nuestra preferencia hacia uno o hacia otro para poder ver como ambos forman parte de lo mismo y que en el fondo lo que hay es mucho dolor. Haciendo esto iniciamos un movimiento de liberación y de sanación no solo para la persona en cuestión sino también para todas aquellas del pasado que están en resonancia con ella, y estamos liberando a las nuevas generaciones de repetir ese dolor. Por eso la abundancia en nuestra vida es proporcional a nuestra capacidad para soltar el pasado e incluir a todos aquellos que son despreciados, rechazados o prepotentes. Nuestra abundancia esta en resonancia con nuestra capacidad de amar a todos tal como son.

Si este tema te interesa y quieres profundizar realizaré un taller online sobre El dinero en donde trabajaremos:

  • Las creencias como “no lo merezco”.
  • Las leyes de la abundancia.
  • Las deudas.
  • Las herencias.

Puedes elegir entre dos modalidades por ZOOM:

INTENSIVO: Sábado 10 de abril. De 10 a 14 y de 16 a 20.

EN DOS DÍAS: Sábado 17 y domingo 18 de abril ( Sáb de 16 a 20 y  dom. de 10 a 14).

Se realizarán nuevas constelaciones familiares de aquellos participantes que elija la energía de forma que sea lo mejor para el grupo. Todos los participantes realizarán ejercicios que le darán una mayor comprensión de como están actualmente con respecto a la energía del dinero y la abundancia, introduciendo un movimiento a nivel profundo en sus vidas.

Si estás interesad@ reserva tu plaza por whatsapp o telegram a +34 667 294 080 Alejandra.

Precio es de 65€. (Pago por transferencia o por Paypal para los estudiantes de fuera de España)

Curso válido para la formación en nuevas constelaciones familiares tutelado por el Instituto de constelaciones de Madrid, Insconsfa e impartido por el aspirante a formador homologado del instituto Alejandra Domínguez Huertas.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

A %d blogueros les gusta esto: